Ideas de recetas de comida blanda

Toma nota de estas ideas de recetas de comida blanda que te ayudarán a entender mejor este tipo de dieta. ¿Piensas que se trata solo de alimentos líquidos o cremas? Es un error común creer esto; por eso, en Comidas Hispanas decidimos aclarar este concepto.

Cuando sufres algún malestar digestivo o tienes problemas para masticar, recurres a este tipo de dieta porque es más fácil de consumir que otros alimentos. Dentro de una dieta blanda se incluyen alimentos que son fáciles de procesar y digerir.

¿Qué es una dieta blanda?

Es un plan de alimentación con el que se busca que el sistema digestivo trabaje lo menos posible. Su consumo se recomienda a personas que sufren o se están recuperando de gastroenteritis, úlceras, virus intestinales, vómito, entre otras dolencias.

También cuando han sido sometidas a cirugías intestinales, de mandíbula o tienen alguna dolencia en la bola y encías. Para estos últimos casos, por ejemplo, cuando una persona pasa por la cirugía para retirar los terceros molares, se recomiendan recetas comidas blandas para no masticar.

Asimismo, es probable que antes de cualquier otra cirugía, el médico recomiende una dieta de comida blanda. Esto se hace para que el paciente lleve mejor la recuperación después de la anestesia.

Las dietas blandas no solo se llevan en el ámbito hospitalario, sino también se consumen en casa. Sin embargo, no hay que abusar de esta alimentación. Uno de los aspectos más importantes a entender es que debe ser temporal; es decir, consumirse por períodos cortos.

Hay que destacar también que no tiene nada que ver con los regímenes de ayuno intermitente y tampoco se recomienda para bajar de peso.

El propósito de esta alimentación es facilitar el trabajo del sistema digestivo. Es decir, que cumpla con su función sin hacer un gran esfuerzo al procesar la comida.

Una dieta blanda consiste en consumir alimentos que sean fáciles de digerir y procesar, sin condimentos. No se trata solo de comer alimentos blandos.

Tipos de dietas blandas

Las dietas blandas se clasifican en dos tipos:

  • Astringente: se aplica para personas que tienen problemas estomacales y digestivos, como gastritis. Entre los alimentos que se incluyen en esta clasificación están el yogurt, pescado blanco, arroz blanco, verduras cocidas o en puré, manzana cocida o rallada.
  • No astringente: esta dieta es adecuada para personas que tienen problemas para masticar, para evitar el vómito o reflujo gástrico. Algunos alimentos no astringentes son el pollo cocido, purés de legumbres, frutas cocidas o en compota, sopa de cebolla.

¿Qué alimentos comer en una dieta blanda?

Antes de conocer algunas recetas de comidas suaves para el estómago, repasemos los alimentos que se pueden consumir en esta dieta.

  • Caldo de verduras casero, puede incluir carnes magras y sin sal o poco condimentado.
  • Carnes magras cocidas a la plancha.
  • Huevo cocido o en tortilla, de preferencia comer solo la clara.
  • Verduras cocidas o en crema como zanahoria, calabacín, calabaza, etc.
  • Tofu fresco y natural, sin condimentar.
  • Legumbres cocidas y en puré. Deben ser peladas, ya que la piel genera residuos que son difíciles de digerir.
  • Bebidas vegetales, sin agregar azúcar o edulcorantes.

Por el contrario, hay que evitar alimentos procesados, salsas, condimentos, galletas, carnes rojas, embutidos, vinagres, encurtidos, chocolate, café, entre otros.

Ideas de recetas de comida blanda

Es recomendable que la dieta blanda esté controlada por un especialista para evitar problemas en la alimentación. Esta no debe extenderse por períodos largos y debe incluir alimentos nutritivos. Se trata de una dieta terapéutica y que nos acompañará durante el periodo de recuperación.

Puede ser que al momento de enfrentarte a este tipo de dietas se te escapen las ideas o pienses que serán comidas muy aburridas. Para que esto no te ocurra, te damos algunas propuestas para preparar cuando recurras a esta alimentación.

  • Puré de coliflor: es fácil de preparar y tiene menos calorías que el de papas. Utiliza yogurt griego en lugar de leche común y sazona solo con un poco de sal.
  • Caldo de pollo con verduras: este es un clásico de la comida latina cuando se trata de preparar la comida a una persona indispuesta. Es una de las recetas de pollo más comunes.
  • Crema de zanahoria con calabaza: son dos ingredientes fáciles de conseguir en la cocina hispana y que juntos hacen un plato delicioso, nutritivo y ligero. Para prepararla es recomendable eliminar por completo la piel de la calabaza y usar poca cebolla.
  • Verduras al vapor: si prefieres incorporar verduras sólidas a la dieta blanda y no en crema, esta es una alternativa. Combina tus verduras preferidas, pueden ser espárragos, zanahoria, coliflor, papas, zanahoria, etc. Al prepararla, ten en cuenta que cada uno de estos ingredientes tiene un tiempo de cocción diferente.
  • Tofu con verduras: el tofu es un alimento común en dietas veganas y también lo puedes incluir en las dietas blandas si lo consumes al natural. O, como en este caso, revuelto con calabacín y zanahoria.

¿Qué otras recetas de comida blanda agregarías a esta lista? Recuerda que mantenerte hidratado es clave en una dieta de este tipo y que, además, debes ir incluyendo otros alimentos para ver cómo los toleras.

Notas relacionadas:

Related Posts

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

3,513SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
spot_img

Recent Stories